De “cortavientos” en verano y bandolera en mano
21 julio, 2015
Carmen Tessa, Mynt y las chicas del blog
24 julio, 2015
Mostrar todo

RoSaNa. Necesito un viajecito al norte…

Me encanta leer, y aunque no me sobra el tiempo, los trayectos en el metro hacia la oficina se me pasan volando cuando voy inmersa en alguna buena historia.

La inspectora Salazar me ha absorbido. lo ha hecho desde el momento en el que decidí dejar de lado las trilogías de guarrerías de lado y volver al lado oscuro, al de la novela negra me refiero.

Amaia Salazar es una mujer joven, guapa, policía con un instinto de ese que traspasa el papel y te atrapa: es la protagonista de la trilogía del Baztán, de Dolores Redondo, por ahora, pues todo apunta a que habrá un cuarto libro.

El primero de ellos, “El guardián invisible”, es una novela que se sirve de la investigación sobre unos asesinatos como hilo conductor, además, aparacen dramas familiares de por medio nada usuales y descripciones tan al detalle que te hacer desear pasear por los bosques del valle.

Esta primera entrega sólo tiene un pero por mi parte: no sé si soy yo o me parece que el final no está claro del todo… ¡Tranquil@s, los spoilers no son lo mío!

Ya estoy enganchada a la historia de Amaia, su tía Engrasi, James y el resto de los personajes, de hecho estoy en plena lectura del segundo “Legado en los huesos”, pero llevo tan sólo medio libro y me muero de ganas por saber cómo evoluciona un nuevo personaje que ha entrado en escena: el juez Markina.

¡Ay, madre!

Nos lo pintan como si fuese el mismísimo Andrés Velencoso. Elegante, joven, juez, súper atractivo y, lo peor de todo, de esos guapos que saben que lo son.

¡Ay, madre!

Os aconsejo que le dediquéis un poco de vuestro tiempo a esta escritora por ahora le pongo un 10, y no sólo por su señoría 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.