BLACk FRIDAY, BLACK SHOES
28 noviembre, 2014
Botas y calcetines
2 diciembre, 2014
Mostrar todo

Málaga

casco-antiguo

La familia crece, y sumamos a nuestro equipo dentro del blog Este Armario se me queda pequeño a Claudia Ortiz, una redactora que de manera eventual traerá noticias y post muy interesantes. Esta semana se ha inspirado en la sección Paula viaja y ha querido mostrar un poco de Málaga y qué hacer. Espero que esto sea un gran comienzo.

Bienvenida Claudia, besitos Paula.

 

Málaga, una ciudad que durante siglos estuvo influenciada por muchas culturas, se ha convertido hoy en día en una pequeña metrópoli llena de vida que ha alcanzado por méritos propios la denominación de Capital de la Costa del Sol.

 

Antes de pisar territorio malagueño es recomendable que trazéis un plan de viaje en el que esté incluido cómo moverse por la ciudad, dónde y qué comer, y dónde alojarse. Con la ayuda de la web podéis recopilar toda esta información, venere.com por ejemplo os puede ser útil para buscar el alojamiento que prefiráis, tanto si optáis por el centro histórico como si preferís algo en un ambiente más tranquilo. Respecto a los medios de transporte hay multitud de lineas de autobús que recorren la ciudad (EMT); y algo muy característico que merece la pena, sobre todo con buen tiempo, es el coche de caballos, que os llevará por los principales puntos turísticos de la ciudad.

carro

 

El hecho de haber estado habitada por multitud de culturas ha dejado en la ciudad una huella imborrable manifestada en el Teatro Romano y la Alcazaba. El Teatro Romano, a los pies de la colina de la Alcazaba, os ofrece un precioso ejemplo de la arquitectura de ocio de uno de los imperios más grandes del mundo con los restos del escenario, una pequeña parte de la orchestra, las puertas de accesso a la grada y la cávea. Por su parte, la Alcazaba, en las faldas del monte Gibralfaro, es la obra militar musulmana más importante que se conserva en la Península Ibérica en cuyo interior hay preciosas estancias y bellísimos jardines.

 

Además de tradición y culturas milenarias, Málaga está repleta de otros muchos lugares importantes como el Museo Picasso, en honor de ese gran artista malagueño que llevó el arte español a los más importantes círculos artísticos internacionales, la Catedral renacentista, a la que los lugareños llaman “La Manquita” porque le falta una de sus torres principales, el Castillo de Gibralfaro, una antigua fortaleza, o el Palacio de la Aduana.

 

Si os queda algo de tiempo en vuestro itinerario y el tiempo os acompaña podéis aprovechar la escapada para descansar, acércandoos a alguna de sus playas de ensueño. Podéis elegir entre la Playa de Guadalmar, en el litoral oeste, la Playa de La Misericordia, a las afueras de la ciudad, la Playa de La Malagueta o la Playa La Arana, en el barrio del mismo nombre.

 

Esta escapada la podéis acompañar de una gran gastronomía digna del sur de España, y qué mejor manera que probando alguna de las especialidades locales, como el pescaíto frito, el ajoblanco, una sopa fría de pan, aceite de oliva y sal entre otros ingredientes, el gazpacho y el espeto de sardinas. El Bar del Mercado del Carmen, Casa Lola y Suovi son algunos de los lugares imprescindibles donde poder disfrutar de delicias únicas.

sardinas

 

Así que si estás pensando en hacer una escapada a esta ciudad, echa un vistazo en Internet y además de encontrar todos estos lugares maravillosos, podrás pensar si reservar un día de shopping por los comercios de la Calle del Marques de Larios o incluir en tu lista de cosas que ver la Plaza de la Constitución y la Plaza de la Merced, con un aire más juvenil y bohemio.

monumental

malaga

 

 

C.O.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.